• insta
  • twitter
  • face
  • insta
  • face

Tiempo y materia: Laberintos de la evolución

Presenta las claves para comprender los mecanismos de la evolución. Todo lo existente en la Tierra, orgánico e inorgánico, es materia y energía que con las mismas reglas y principios se combina y transforma. 

¿Qué tienen en común una roca, una planta, el El Diplo y el ser humano?

El Sistema Solar y todos los elementos que existen en el universo, son materia y energía que se combinan y transforman, produciendo distintas sustancias inorgánicas y orgánicas, desde los minerales hasta el ADN de los seres vivos. Una tabla periódica permite observar cómo una cantidad finita de elementos químicos posibilita  infinitas combinaciones que componen la diversidad de materia del mundo natural.

A través del tiempo la materia se recicla y reorganiza una y otra vez con ritmos disímiles. A modo de ejemplo se explica el proceso de formación de petróleo, que es una mezcla de compuestos orgánicos insolubles en agua, producido por la transformación de materia orgánica de microorganismos marinos fósiles, enterrados durante millones de años y sujetos a distintos procesos físicos y químicos. Se extrae mediante la perforación de pozos. En la sala se puede apreciar cómo funciona un equipo de bombeo de petróleo.

Los restos fósiles son producto de la transformación de la materia orgánica en inorgánica. El proceso de fosilización es la serie de cambios físicos y químicos que ocurren en un organismo o alguna de sus partes desde que muere hasta que se transforma en fósil, a lo largo de millones de años. Según las características de estos procesos, los fósiles se encuentran como petrificaciones, momificaciones, huellas, improntas o moldes.

Todas las formas de vida comparten el mismo código genético. Esto significa que toda la materia está formada por los mismos átomos básicos, dispuestos en un arreglo espacial particular. La evolución de la materia orgánica se caracteriza por la extinción y especiación. Las mutaciones y la reproducción sexual son la base de la variabilidad sobre la que actúa esa selección natural.

Uno de los atractivos es la réplica del Diplodocus carnegii, un gigantesco dinosaurio herbívoro que vivió hace unos 150 millones de años. Habría medido 27 metros de largo y alcanzado un peso de 11 toneladas, similar al peso de unos tres elefantes.

También pueden observarse los fémures fosilizados del Antarctosaurus, dinosaurio similar al Diplodocus pero mucho más grande que vivió en Río Negro, Argentina, entre 83 y 65 millones de años atrás.



VOLVER
 

CONTACTO




Dirección | Address

Paseo del Bosque s/no -B1900FWA -

La Plata - Buenos Aires - Argentina

Teléfono |Phone

(54-221) 425-7744 / 9161/9638