• insta
  • twitter
  • face
  • insta
  • face

Zoología Vertebrados

Las Salas están dedicadas a los vertebrados vivientes. Son un grupo muy diverso, con cerca de 70.000 especies, que se caracteriza por poseer cráneo y columna vertebral.

Aves y mamíferos

En la primera sala de Vertebrados se exhibe una gran variedad de especies de aves y mamíferos taxidermizados. La taxidermia es un procedimiento que permite conservar animales para su exposición o estudio.

Las aves son los únicos representantes vivientes del linaje de los dinosaurios y sus parientes actuales más próximos son los cocodrilos. Poseen plumas y adaptaciones exclusivas para el vuelo, los miembros anteriores transformados en alas y un esqueleto liviano. El rostro alargado está recubierto por un estuche córneo formando un pico y carece de dientes. La vista y la audición son los sentidos más importantes para su comunicación, lo cual se ve reflejado en una gran diversidad de colores y sonidos.

Se exhiben grupos ordenados sistemáticamente como los Passeriformes o pájaros, rapaces diurnas y nocturnas, una gran variedad de aves acuáticas como gaviotas, flamencos, cormoranes, garzas y pingüinos y un grupo de aves que se caracterizan por ser caminadoras o corredoras, la mayoría sin capacidad de vuelo como  ñandúes e inambúes o perdices nativas de América del Sur, los casuarios, emúes y kiwis de Oceanía, y el avestruz africano.

Sobre el eje central se exhiben dioramas que recrean ambientes y modos de vida como hábitos de nidificación o alimentación. Se pueden observar una  gran diversidad de nidos de Passeriformes o pájaros.  Se destaca el diorama del cóndor, una de las aves emblemáticas de América del Sur porque es una especie primordialmente carroñera, típica de ambientes serranos y andinos.

El resto de la sala está dedicada a los mamíferos modernos que son vertebrados que se caracterizan por poseer pelo y glándulas mamarias. Poseen dientes especializados capaces de procesar el alimento mediante la masticación. Los sentidos más desarrollados son el olfato y la audición.

Siguiendo un criterio sistemático se exhiben roedores, ciervos, carnívoros nativos como el yaguareté y el aguará guazú y exóticos como el lobo gris, ancestro del perro doméstico. Se exhiben los únicos mamíferos con vuelo activo como los grandes zorros voladores de áreas tropicales de África, Asia y Oceanía y una gran variedad de murciélagos, algunos nativos como el vampiro común. También se muestran primates nativos tales como el mono aullador y el mono araña, y exóticos como el mandril y el orangután.

En el eje central se exhiben mamíferos de particular interés como representantes de linajes antiguos, el equidna de Australia y Nueva Guinea, uno de los pocos mamíferos ovíparos, y marsupiales nativos y exóticos. Se exhibe un pangolín del sudeste asiático, un mamífero cuyo cuerpo está cubierto de escamas córneas. También se puede observar una importante diversidad de xenartros que comprenden tres grupos singulares originarios de América del Sur: los osos hormigueros, los perezosos y los armadillos.

Las restantes vitrinas centrales exhiben diversas especies de la fauna de Argentina, como el yaguareté, el aguará guazú, el tapir, las zarigüeyas o comadrejas americanas, roedores pampeanos como vizcachas y cuises, y ciervos, entre los que se destaca el ciervo de los pantanos, el más grande de América del Sur.

El último diorama representa un grupo familiar de lobos marinos de un pelo o leones marinos, con un macho adulto, hembras y crías. Esta especie forma periódicamente grandes colonias reproductivas o “loberías” en las costas argentinas.

Anfibios y reptiles

Se observan esqueletos y ejemplares taxidermizados o conservados en alcohol en su mayoría de anfibios y reptiles.

Los anfibios son los primeros vertebrados que conquistaron el medio terrestre. Tienen la piel delgada, desnuda y húmeda por lo cual no son totalmente independientes del agua, necesitan ambientes acuáticos y/o húmedos en todas las etapas de su desarrollo. Se exhiben ejemplos de los tres grandes grupos de anfibios: anuros que comprenden a las ranas, sapos y escuerzos, caudados

Los reptiles están totalmente independizados del medio acuático gracias a la adquisición de una piel mayormente impermeable que protege y evita la deshidratación y un tipo de huevo cuyas membranas permiten el desarrollo del embrión fuera del agua. Se exhiben especies nativas y exóticas de tortugas, crocodilios, lagartos y ofidios.

Se exhiben tortugas acuáticas y terrestres, se destaca la tortuga terrestre argentina, endémica y en peligro de extinción. Se exponen especies exóticas y nativas de lagartos, se destacan el rincocéfalo o tuátara de Nueva Zelanda de interés evolutivo por ser superviviente de un linaje muy antiguo. Entre las nativas se muestra el lagarto colorado, una de las especies más grandes de Argentina, junto con el lagarto overo.

Los crocodilios comprenden especies acuáticas características de áreas tropicales y subtropicales de todo el mundo. En la sala se exhiben cráneos de las tres familias actuales: los gaviales, distribuidos en el subcontinente indio, que son de gran tamaño y poseen rostro muy largo y delgado; los cocodrilos, con amplia distribución en ambientes tropicales de todo el mundo; y los aligatores, mayormente americanos y los únicos distribuidos en Argentina. Las dos únicas especies argentinas de aligatores, el yacaré ñato y el yacaré negro, han sido fuertemente cazadas y actualmente están protegidas.

Los ofidios son uno de los grupos de reptiles más modificados que durante el curso de su evolución han perdido las extremidades. En la Sala se observan víboras, culebras, boas, anacondas y pitones, entre otras.  

Además, en la Sala hay una recreación de la Laguna de San Bernardo, Buenos Aires, con la fauna típica de humedales pampeanos.

Acuáticos

Se exhiben representantes de vertebrados vinculados en diferente grado con el medio acuático. Los peces reúnen la mitad de las especies de vertebrados y habitan tanto aguas continentales como marinas. Presentan especializaciones anatómicas y fisiológicas que les permiten desarrollar todas las funciones vitales en el agua, como respiración, alimentación, reproducción y locomoción.

Se muestran ejemplos de la diversidad peces que viven en mares o ríos de nuestro país, muchas de ellas de gran importancia económica y deportiva. Hay peces nadadores de aguas abiertas tales como el pez limón (marino) y el dorado (de aguas continentales); peces que frecuentan el fondo, tales como los bagres (principalmente aguas continentales) y los testolines (marinos), o con el cuerpo completamente adaptado a la vida bentónica, como las rayas y los lenguados (principalmente marinos).

Entre los peces que habitan en la Argentina merece destacarse la mojarra desnuda, único pez autóctono de la Patagonia, restringido a las nacientes del arroyo Valcheta, en el centro de la Meseta de Somuncurá, provincia de Río Negro. Este pez debe su nombre al hecho de carecer completamente de escamas y ha sido incluido en el Libro Rojo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Las restantes especies de vertebrados que se exhiben en la sala pertenecen a grupos primariamente terrestres que han desarrollado adaptaciones secundarias al medio acuático, especialmente para la obtención de alimento. Por ejemplo, las tortugas marinas y los yacarés entre los reptiles, los pingüinos entre las aves, y los lobos y elefantes marinos entre los mamíferos. Ellos adquirieron especializaciones anatómicas para la locomoción en el agua, tales como cuerpos ahusados, hidrodinámicos o miembros transformados en aletas.

Entre los vertebrados secundariamente adaptados al medio acuático se observan especies de tortuga laúd, tortuga de carey, yacarés, lobo marino de un pelo, elefante marino, delfín del Plata, orca, y cráneos de ballena franca austral y de cachalote.

Un caso extremo de retorno al medio acuático (principalmente marino) es el de los Cetáceos, que incluye ballenas, delfines, orcas, marsopas y cachalotes. Estos animales llevan a cabo todas sus funciones vitales en el agua, y además de las especializaciones antes mencionadas poseen narinas de posición dorsal, que facilitan el paso del aire a los pulmones cuando la mayor parte del cuerpo está sumergida. Los cetáceos poseen además numerosas adaptaciones fisiológicas que permiten su total independencia del medio terrestre.

Un lugar privilegiado de la sala lo ocupa el cráneo de una ballena azul, Balaenaoptera musculus, descripta por el científico francés Fernando Lahille en 1898, sobre la base de un ejemplar hembra de 32 metros de largo hallado en las playas de Miramar, provincia de Buenos Aires.


VOLVER
 

CONTACTO




Dirección | Address

Paseo del Bosque s/no -B1900FWA -

La Plata - Buenos Aires - Argentina

Teléfono |Phone

(54-221) 425-7744 / 9161/9638